lunes, enero 02, 2006

2005

Recibí el 2006 entre margaritas y vampiros, en la casa del buen guso, estuvo chido. El 2005 se paso de voladita, no fue de mis años favoritos, pero tampoco me quejo, bueno…¡si me quejo! (solo por algunas cosas), pero para que no me digan ingrata, a continuación un recuento de las cosas buenas del 2005:

- el humillante atropello que sufrí (literalmente hablando) al cual afortunadamente sobreviví (y hasta estrene nariz) en el mes de febrero (esto forma parte de las cosas buenas porque no paso a mayores, no crean que soy masoquista, no estoy tan loca).
- cambie mis dominios territoriales (me cambie de casa).
- todos los bebes que llegaron sanos y salvos (burbu, elisa, alexa, jacobo).
- todo el trabajo que hubo, por lo tanto dinerito bien habido.
- La Marce manejando (aunque mas a fuerzas que con ganas).
- Un premiecillo que me gane.
- Mi novio que sigue siendo el mejor del mundo.
- Las reuniones de los jueves (las cuales disfruto mucho aunque no avancemos gran cosa).
- Y por supuesto, mi viaje a las vegas.

Quizá olvide una que otra cosita, pero es bueno saber que hay mas cosas buenas que malas en la lista. A ver que nos tiene preparado el 2006

Por cierto, a los mortales como yo que tenemos el paquete básico del cable, ¿se fijaron que ayer estaban abiertos los canales chidos de pelis chidas como el HBO? Nuestro regalito de año nuevo eh!

Bueno, ya

1 comentario:

cheer dealer dijo...

Eres optimista, por eso hay mas cosas buenas q malas. Si fueras pesimista otro cantar seria (probablemente la del anterior post: nadie me kiere, nadie me ama, mejor me como un gusanito).

Lo chido es cuando no eres ni optimista ni pesimista, todo lo vez desgarradoramente aburrido, gris, a ver, perame, creo que me he desviado del tema, sale