domingo, marzo 12, 2006

¡Que noche la de anoche!

En un nuevo antro cuyo nombre no puedo repetir, ocurrió lo que a continuación he de narrarles;

Llegamos tarde, ya habían cerrado, pero ¿qué importa? Mi amiga Dalia es bien compa del dueño, así que entramos y el mesero (un poquito fastidiado ) tuvo que servirnos, pues su jefe se había sentado con nosotros (ni moyo). Platicábamos. De pronto apagaron las luces, alguien dijo ¡ahí viene la policía! ¡Escóndanse!, y es que ya pasaban de las 2 de la mañana, si encontraban gente ahí, la multa seria escandalosa. Carlos y yo empezamos a caminar entre la mesas tratando de llegar al otro lado del antro, un señor gordito (que luego nos presentaron y resulto ser el chef) nos abrió una puerta y nos ordeno entrar, así lo hicimos. Era la cocina, había unos 10 empleados platicando en voz baja y se callaron al entrar nosotros; -Hola- dije yo con una sonrisa mensona, -Hola- respondieron algunos. A mi se me atoraban los tacones en el piso de la cocina (tenia como un plástico protector con agujeros) y caminaba como pollo espinado.

Nos dejaron salir al cabo de unos minutos. Resulto que el policía que llego nomás andaba merengando, y solo quería saber que es lo que ofrecían para la diversión humana en el lugar. Para el susto nos ofrecieron un Whisky (el cual me tome gustosa). Nos despedimos.

Afuera el aire soplaba mas frió que las pompas de la muerte (¿jijoles, no?) ¡pero de veras frió! Carlos saco las llaves de su carro, pero estaban atoradas con el llavero y la argolla (¿no les choca cuando pasa eso? Chingao), tuvimos que ir a refugiarnos tras la pared de un edificio, Dalia se hizo bolita en el piso y Carlos trataba de desatorar aquello (ósea, las llaves) yo nomás estaba ahí, medio trabada y gritando; ¡Dios mió, aplaca tu ira!... Paso un rato hasta que Carlos de la desesperación tiro las llaves al piso, se desatoraron. Nos fuimos.

Si quieren saber que antro fue, contáctenme porque yo lo recomiendo, lugar nice, buen precio y se puede platicar, pero no se queden después de las 2 de la mañana.

2 comentarios:

Kabeza dijo...

Era el Bombay! A mi no me engañan.
POr cierto al que no le entendió al cartón de abajo, no sé cómo explicarlo... además pos está clarísimo...¿no?

ion dijo...

sirol, el sanborns del canal :-P.