jueves, octubre 01, 2009

Harinas añejas

El otro día (nótese que no tengo noción del tiempo) en mi infinita bondad quise compartir un poco de la sabiduría que el cúmulo de 27 años ha hecho en mi persona, así pues durante la hora de la comida aconsejabale yo a un par de niñas de 20 años que no comieran tanta tortilla de harina porque luego batallaban para eliminarla de su organismo, les dije pues, que con el paso de los años el metabolismo se hacía más lento, que yo por ejemplo tenía que correr como loca para no acabar como foca (vieron que rimó?). Después de un rato de verme con cara de WTF! Se miraron una a la otra y solo alcance a escuchar; weeee nos falta un chingo para tener 27… entonces yo me comí otra tortilla y otra tortilla y otra tortilla…

6 comentarios:

Kabeza dijo...

Jajajaja.
Muy bueno.

Ministry of Silly Walks dijo...

Y luego, Marce, después de los treinta... mejor ni te digo.

Deja voy por un pan dulce a la cocina.

Isela dijo...

"Al buen entendedor pocas palabras"... "por la boca muere el pez"... Total, que "como te ves, me vi y como me ves, te verás... " XD

JChef dijo...

Dentro de muuuuuuuchos años, como ellas piensan, cuando la naturaleza las obligue a cambiar de talla recordaran tu sabio consejo y su insolencia. Esta juventud...XD

Saludos desde España.

Paleta* dijo...

aaaaaajajajajajajajajajajajaja!!!!

tss no me canso de leer este blog jajaja

saludos marce!!!

Poncho Varela dijo...

Si Marce, Saludos.










(Ja!)