jueves, enero 31, 2008

El hombre desconocido

Me desperté viendo hacia mi lado derecho, estaba sola, yo ya sabía que estaba sola. Sentía el cuerpo pesado cuando me levante. Me llamo la atención que estuviera tan oscuro, ¿era tan tarde?, camine a la cocina para ver el reloj, eran las 3:00 PM, es verdad que era tarde para despertarse pero no para que el cielo estuviera negro, no importo mucho. Carlos no tardaba en regresar del trabajo así que debía bañarme rápido, abrí la regadera y regrese por mi toalla que se había dejado secando el día anterior en una silla.

De repente vi a un hombre, estaba en el cuarto de la tele, el también me vio y sonrió, yo me quede pasmada, el se movió para un lado, lentamente y a mi solo se me ocurrió correr por el celular que estaba en el tocador, junto a otras muchas cosas que desordenadamente había dejado afuera del cajón, apenas lo tuve en mis manos corrí a toda prisa para encerrarme en el baño y alcance a ver que el hombre desconocido agarraba un tubo y corría hacia mí con la misma sonrisa tan perturbadora. Me encerré en el baño y el corazón me latía muy rápido, entonces quise marcar para pedir ayuda pero con terror me di cuenta que no era el celular lo que había agarrado, sino un botecillo de crema. De pronto la puerta empezó a sonar con los golpes de aquel hombre desconocido, logro abrirla un poco, solo un poco porque en ese momento yo empujaba para no dejarlo entrar, me solté llorando y grite muy fuerte; ¡Esto no puede estar pasando! ¡No manches! ¡No manches! ¡Despiértate! ¡Despiértate!!!!...

Me desperté viendo hacia mi lado derecho, estaba sola, yo sabía que estaba sola. Sentía el cuerpo pesado cuando me levante. Me llamo la atención que tenia lagrimas en los ojos, me asome por la ventana y pude ver que era un precioso día soleado, camine para ver el reloj, eran las 3:00 PM.

10 comentarios:

Alan Pedroza dijo...

Ola marce, tanto tiempo sin firmar xD

soy Alan! :D, no se si me recuerdes, hace como 20mil años te escribi xD

y ahora vine a chihuahua, bueno, a Delicias, y me acorde de ti! :D

jeje

bueno, me voi, jaja muy divertida tu historia! :D

BeThO00 BeThUuNn dijo...

Jajajajaja no entendí entonces fué un sueño o como?
jaja

kdiak2000 dijo...

Marce:
Esto fue un tremendo salto hacia adelante. Sigue asi.
Tal vez substituir despiertate!....despiertate! por despierta!....despierta!

Carlos dijo...

Marce:

Por mucho, este es el mejor post que he leído en tu blog.

Si se te ocurrió y te sentaste a escribirlo, es genial. Sigue así.

Si en verdad era un sueño... deja de comer tanto.. por eso tienes pesadillas.

Saludos!

La Marce dijo...

EIT! Pues gracias a todos por sus bellos y positivos comentarios. efectivamente fue un sueño, un terrible sueño que me dejo medio trahumadita un rato, eso me pasa por cenar quesadillas. ehh! pesadillas? quesadillas? jajaja en fin!

tony zamacona dijo...

todo me quedo claro, excepto si se escribe substituir, o sustituir... haha

M a r u dijo...

Hay Marce, ya me habias asustado!! saludos, desde juaritos :)

Paleta* dijo...

ahahaha que feo sueño ahahaha y que extraña situacion, en fin!!!

Saludos marce :)

aLe dijo...

aay nada mas de leerlo me dio meyo!!!
y senti desesperacion jejeje
ultimamente eh tenido algunas pesadillas tambien :S quizas deba dejar de cenar jeje

Raul dijo...

Hola, además de ser cibernauta resulta que soy picólogo.
Tu sueño me resulta tan interesante como transpartente Marce.
¿Un hombre con un tubo que te persigue? ¿Un bote de crema en tu mano? porfavor, no hay que ser Freud para entender las implicaciones sexuales y lo que tu subconsciente te está tratando de decir.
No te asustes,esto no es psicología chafa y nadie que lea tus sueños puede saber mucho de tí sin conocerte. Yo te recomiendo pensar en los elementos de los que hablas: un cajón desordenado, un celular en el "tocador", una puerta que se abre "un poco", pero que tu tratas de mantener cerrada...
Sólo tu sabes lo que significa y puedes aprender mucho de estas experiencias. Si quieres una mano con la interpretación dime qué piensas de esto y con gusto seguimos platicando.
Saludos del Psicóloco