sábado, diciembre 15, 2007

CRONICA DE UNA ESTUPIDEZ

8:35 A.M.
La Marce sale a prender su carrito color Barney y mientras este se calienta La Marce entra a su casa a terminar de arreglarse.

8:40 A.M. Mientras se pone aretes La Marce piensa que desde que cambio de empleo, por primera vez sale con el tiempo suficiente como para llegar a la oficina 5 minutos temprano, no habrá necesidad de pisarle, ni habrá necesidad de maldecir a los camiones de carga que lentamente avanzan por los tres carriles de la calle.

8:41 A.M.
La Marce sale, abre la puerta de su carrito y avienta en el asiento del copiloto su bolsa y su compu, acto seguido cierra la puerta, poniendo inconscientemente el seguro de la misma.

8:42 A.M.
La Marce exclama ¡Chingado!

8:43 A.M.
La Marce sigue parada frente a la puerta, perpleja de su propia estupidez.

8:45 A.M.
La Marce se quita una chaveta de la cabeza y trata de “forzar” la puerta (háganme ustedes el bendito favor) al darse cuenta de lo increíblemente tonta y ridícula que fue la idea, se coloca su chaveta de nuevo y se encamina a la casa de la vecina.

8:50 A.M.
La Marce toca las campanas (literalmente hablando, pues campanas y no timbre es lo que tiene la vecina) y nadie acude.

8:52 A.M.
Maldiciendo por cargar su celular en la bolsa (la cual se encontraba reposando dentro del carro, junto con la copia de la llave del barney) y no en la chamarra o en el pantalón La Marce va a molestar a otra vecina, esta vez sí le abren y con mucha pena tiene que explicar su “incidente”.

8: 55 A.M.
La Marce llama al cerrajero

8:58 A.M.
La Marce espera…

9:00 A.M.
La Marce espera, pero con mas frio, así que se calienta las manos en el escape del carro (patético y sucio, lo sé)

9:12 A.M.
El cerrajero llega en su moto, La Marce se alegra y le dice; “jeje, que bueno que llega, que pena lo que me paso”. El cerrajero responde; “No se apure es muy común, gracias a gente como usted los cerrajeros tenemos trabajo”. (Quiero agregar que eso no me pareció en absoluto reconfortante).

9:16 A.M.
El cerrajero abre la puerta y La Marce lanza un grito de jubilo.

9:18 A.M.
La Marce paga al cerrajero $160 (auch!), pero torpemente se tropieza y tira las llaves, el cerrajero cree conveniente agregar “cuidado cuando maneje señorita, al paso que va no vaya a chocar”, La Marce le lanza una mirada fulminante.

9:21 A.M.
La Marce se va pisándole y maldiciendo a los camiones de carga que lentamente avanzan por los tres carriles de la calle…

9:34 A.M.
La Marce llega al trabajo (mas tarde que nunca).

Se lo que está pensando mi estimado lector, pero en verdad le digo que toda la culpa de mis reacciones un poco “descuidadas” la tiene el mes de diciembre. Desde el lunes que estoy de fiesta todas las noches y casi no he pegado el ojo, mi cerebro está en función “lenta”, ténganme paciencia, mucha paciencia.

7 comentarios:

Hugo dijo...

Jajajajajajajaja hay Marce =P bueno, que te puedo decir... yo creo que a todos nos ha pasado algo parecido, a mi se me hace que el frio afecta, también el levantarse temprano y el exceso de trabajo =P un abrazote!!

BeThO00 BeThUuNn dijo...

jajajajajajajajaja
hay marce
jajajajajajajajaja
no pues tenias que ser algo de mi mama xD

Anónimo dijo...

Ley de Murphy: Si algo puede salir mal... Saldrá mal.

aLe dijo...

jijijiji

Héctor Cantú dijo...

jejejejejeje

Pinche cerrajero funda....


me ha pasado y peor, jejeje porque no traia dinero ni gasolina como para que el carro estubiera prendido tanto tiempo... chale...


Ah pero eso si por gente como nosotros los chavos del cerrajero van a la uni... jejejeje

Saludos y felices fiestas..


Me saludas a tu Carlos...

Victor Pelapapas dijo...

jeje buen post, saludos!

Anónimo dijo...

porque dices que eres estupida y todo eso?... no deberias malespreciarte