viernes, agosto 18, 2006

Mi desafortunada aventura en un camión

Ayer tome un camión, hace mucho que no lo hacia. Me entretiene transportarme así, casi siempre sale un post de estos viajes. Primero pensé en postear sobre el loquito con el que me toco sentarme, mismo que me miraba de reojo y luego bajaba la mirada murmurando algo que jamás entendí, luego me dije; “no, mejor posteare sobre las muchachitas que se acaban de subir y que tienen las cejas pintadas como Rodolfo Gelatino” (¿se acuerdan de Rodolfo Gelatino?), pero el hecho ganador fue cuando yo, viendo que el camión se paraba en un punto donde me convenía y que toda la gente empezaba a bajar, me baje también, de pronto escucho al camionero gritar; ¡Aquí no es parada! Acto seguido cierra la puerta trasera del camión, el único problema es que yo aun no terminaba de bajar. Fue horrible, pensé que aquella puerta me iba a aplastar y a sacar las tripas, luego me di cuenta de que realmente no dolía, lo único que me dolía era el orgullo, pues ahí estaba yo, atorada en la puerta del camión y oía risas detrás de mi, pero que situación tan desafortunada, el camión empezó a andar un poco y alguien grito; ¡esperese oiga! Entonces yo como pude me safe de ahí y seguí mi camino caminando muy propiamente, como si la marrana (jamás entenderé esa expresión, sin embargo la uso). Todavía me duele mi orgullo.

16 comentarios:

aLe dijo...

HERMANA SE LLAMA GORDOLFO GELATINO... Y CON RAZON AHORITA QUE TE VI COMO QUE AL PASAR LA PUERTA CORRISTE PARA QUE NO TE APLASTARA NO JEJEJE

Mariana dijo...

un dia voy a ir a Mexico nada mas para subirme a un camion, el otro dia alguien me conto que la mayoria de la gente trae celulares y que cuando uno suena todos se sacan el suyo para ver si fue el que sono. Aqui donde vivo los camiones van vacios, cuando suben los niveles de monoxido de carbono son gratis, pero la gente prefiere ir sola en su suv, contaminando y quedandose atorada en las autopistas por horas y horas.
A mi tambien me gusta el transporte publico, me siento mas gente, mas de mundo que en el carro

Ragnarok dijo...

Chale.... que mala suerte.. que tino que a ti te toco ser aplastada por la puerta.

A mi me toco ver una vez que una señora se bajo y llevaba a su niño de la mano, se bajo ella y el chofer cerro la puerta.. el problema fue que lo cerro cuando aun el niño no se bajaba...

2 cuadras y 5 kilos menos despues, la señora recupero a su niño.

Pinches camioneros...

webita dijo...

y en que parte te tocó el portazo marce?

guenos dias!

mad® dijo...

aah esas anecdotas de camiones!, recuerdo como si fuera ayer el dia que apenas iba a poner un pie en tierra cuando el atento sr. chofer se arranco y sali volando, me dolio el orgullo y hasta la hipofisis.

Edgar dijo...

jajajaja, pobrecita de usted, que mal que haya sido así la fuente para postear

Edgar dijo...

por cierto es mi primer visita aquí

un Saludo

Burlaperros dijo...

Es Gordolfo gelatino no???


aaaayyyy madre

La Marce dijo...

cierto, Gordolfo! jajajaja

tambien olvide contar que habia visto las peludas axilas de una señora, pero ya es demasiado!!

Hugo Dymmo dijo...

Yo quiero saber que decia el loquillo entre dientes =P

mk dijo...

a mi me paso lo mismo una vez... solo ke apenas iba rumbo a la universidad y llevaba konmigo una maketa para evaluación de kuatrimestre... la maketa nunka llegó a su feliz destino... :(

el jhar jhar dijo...

yo soy el que venia murmurando pero no estoy loco al contrario lo unico que decia entre dientes era: animas que esta loquita ya se baje porque me viene viendo mucho no me vaya a robar o a pegar! oh Dios mio atorala en la puerta porfavor!! y zaaaz que se me cumple, nombre si hay cada loca!!

sagral dijo...

eee no he sido el unico al que le ha pasado esooo, me sentia tan mal ahora no tanto... bueno pero me paso mas de una vez, por suerte primero metia el pie para aotrar la puerta, pero en una de esas la puerta se doblo y trono el vidrio, en otra lo que trono fue mi zapato.

si andube muchos años en camion..

Niña Paleta dijo...

jajaja las anecdotas de los camiones siempre son divertidas escucharlas, pero cuando estas en ese momento da mucha pena, a mi hace mucho se me atoro un zapato en los escalonsitos de la entrada del camion y tarde mucho para desatorarme, lo malo era que habia fila para entrar detraz de mi, muahahaha ni modo se tuvieron que esperar...

Que lindo tu blog, es la primera vez que lo visito y esta muy entretenido...

Saluditos =D

Shubidubi Boy dijo...

Siento mucho tu orgullo aplastado... suele pasarnos cuando usamos el t. publico, digamos que el orgullo es aveces lo mas digno y menos doloroso q te pueden aplastar.
Saludos.

Anónimo dijo...

A mi me paso algo igual.
Resulta que iba saliendo de la escuela y a esas horas el camión esta atascado de gente, y entonces le hicimos la parada y se empezaron a subir y el camión ya estaba lleno (yo era la última en subir) y ya estaba arrancando y me subí como pude, pero no cabía bien y el chofer no se dio cuenta y cerro la puerta y me aplasto la espalda y ahora me duele mucho, ya han pasado dos días y aun me duele