jueves, mayo 04, 2006

Historia de la señora de sangrante cabeza y el muchachito menso

Hoy andaba la Marcela manejando su pellejo (¡no hagan escándalo pensando barbaridades! entiendase por pellejo al apodo que ando usando para referirme a mi carcachita, pues esta descarapelada y tiene color gris), mi madre y mi hermana venían conmigo y ya estábamos apunto de salir del estacionamiento de Soriana mirador, cuando… ¡PUM! ¡MADRES! Que chocan justo delante de nosotras, me quede pasmada y mi madre grito; ¡andale Marcela bajate a ayudar! Eehh? Aaahh simon! Y que me bajo:

Muchachito menso: uste´ tuvo la culpa señora
Señora de sangrante cabeza: no, no, no,no
Marce: esta bien señora (pregunta estupida, pues la señora batallaba para poder ver, pues la sangre le escurría a chorritos)
Señora de sangrante cabeza: no mija
Marce: le voy a hablar a la ambulancia
Muchachito menso: la señora tuvo la culpa
Señora de sangrante cabeza: ¡me disculpa mucho, pero no!
Marce: no se peleen, primero hay que ocuparnos de la cabeza de la señora, ¿Qué no ves que la señora esta toda golpeada?

Acto seguido llamo la ambulancia mientras mientras corro dando huarachasos ridículos a la farmacia (que por suerte estaba casi enseguida) y entro como alma que lleva el diablo:

Marce: buenos días, disculpe, ¿que me llevare para una señora que tiene una herida en la cabeza y le esta saliendo mucha sangre?
Señora que estaba comprando: Jesús! Llevale gasas y agua oxigenada
Farmaceuta: si, ahí esta
Marce: ¿Cuánto le debo?
Señora que estaba comprando: yo pago, ¡corréle!
Ahí nomás le avente como 10 pesos y Salí corriendo

Marce:
aquí tiene señora, para su cabeza, ya le hable a la ambulancia
Señora de sangrante cabeza: gracias mija, pero no creo que sea necesario
Marce: yo creo que si
Señora de sangrante cabeza: ¿me harías el favor de llamarle a mi comadre?
Marce: bueno, ¿pero quien es su comadre?

De ahí en adelante todo fue hacer llamadas al seguro y a su esposo y etc, etc.

Nunca había estado en un accidente (bueno, nomás cuando me atropellaron a mi) es raro ver como el cuerpo humano es tan frágil y como las muchachitos son tan mensos. ¡Aguas con los estacionamientos de sorianas miradores!

3 comentarios:

webita dijo...

y el muchacho pen... digo el muchachito menso que? donde vive para irlo a golpear con mi bate? vientos!!! estuve esperando este día mucho tiempo! ésta comunidad de blogs se estaba haciendo muy pasiva... ñaca ñaca!
no ya en serio, no le paso nada a la pobre ñora? y el mocosete?

La Marce dijo...

nop. nomas la señora tenia un golpeton en la cabeza pero al muchachito menso nada le paso, pues tenia un camioneton

Pantera dijo...

¡Esa la marce! Te felicito, buenísia tu actuación ante la emergencia. Otra hubiera ponídose a chillar como cochinito atorado, jaládose los pelos o salido corriendole a ningún lugar.